Señales de advertencia de tsunami en Columbia Británica, Canadá. Crédito: Mimigu CC BY 3.0

 

Ola de puerto

Tsunami es una palabra japonesa que significa "ola de puerto". Un Tsunami es una gran ola causada por movimientos en la capa exterior de la Tierra o corteza, la cual mueve el agua del océano. Por ejemplo, un terremoto o un volcán en el océano pueden causar un tsunami.

La corteza terrestre está formada por piezas llamadas placas tectónicas. Un terremoto ocurre cuando estas placas se empujan unas contra otras con tanta fuerza que una de ellas se resbala o rompe. Cuando las placas de la Tierra se empujan entre sí, se pueden mover mucho.

Si ocurre un terremoto en el océano, una gran parte de corteza terrestre puede ser empujada hacia arriba o deslizarse de lado a lado. El movimiento de esta gran parte de tierra desplaza el agua que se encuentra sobre de ella, esto significa que el espacio donde solía estar el agua es ocupado por tierra. Entonces, ¿a dónde va el agua? el agua se agita desviándose del terremoto en forma de oleadas.

 

Esta es una animación de un tsunami cruzando Hawai en octubre del 2012. A medida que la ola (lineas azul marino/blancas) se movía, causaba cambios en la atmósfera que podían ser identificados por los satélites de navegación. Crédito: Sapienza University/NASA-JPL/Caltech

 

Lo mismo puede ocurrir si un volcán hace erupción en el océano. La lava que fluye del volcán desplaza el agua a su alrededor. Esa agua puede convertirse en una gran ola o maremoto.

Si el terremoto o la erupción volcánica es enorme, entonces la ola puede ser enorme también. Los grandes tsunamis suelen comenzar en las profundidades del océano, donde pueden desplazar grandes cantidades de agua. El mar se vuelve menos profundo y la ola crece más alto a medida que se aproxima a la orilla. Si el agua se aleja de la costa después de un terremoto, un gran tsunami podría estar en camino.

 

Este video muestra cómo se forma un tsunami provocado por un terremoto bajo el océano. Crédito: NOAA

 

Magnitud de los tsunamis

Los tsunamis pueden alcanzar más de 30 metros de altura. Esto significa que pudieran ser muy peligrosos incluso para las personas que no están en la playa. ¡Los Tsunamis pueden ser demasiado destructivos y hasta pueden derribar edificios enteros! Si existe la posibilidad de que un tsunami esté en camino, no querrás estar cerca de la costa.

Pero no todos los terremotos o erupciones volcánicas causan tsunamis. La formación de un tsunami depende de muchos factores. La forma del fondo oceánico, la distancia y dirección de un terremoto pueden determinar si ocurre un tsunami.

 

¿Cómo podemos saber si se acerca un tsunami?

¡Usamos satélites!

 

El instrumento MISR del satélite Terra toma imágenes desde diferentes ángulos en busca de tsunamis. Crédito: NASA/JPL/Shigeru Suzuki and Eric M. De Jong, Solar System Visualization Project

 

Multi-angle Imaging SpectroRadiometer

MISR (por su sigla en ingles: Multi-angle Imaging SpectroRadiometer) es una herramienta de la NASA para observar los tsunamis desde el espacio. Tiene nueve cámaras, todas apuntando en diferentes direcciones. A medida que el satélite sobrevuela la región, toma nueve imágenes del mismo punto desde diferentes ángulos.

MISR puede ver la luz del sol reflejándose en las olas. A diferencia de los satélites que observan directamente hacia abajo, no pueden ver estas ondulaciones.

Estas imágenes permiten a los científicos a entender cómo se comportan los tsunamis. Cuanto más aprendemos sobre los tsunamis, mejor podemos predecir dónde, cuándo y qué tan fuerte serán. De esa manera, se puede advertir con tiempo suficiente a las personas para que se alejen y permanezcan a salvo.

 

 

El 26 de diciembre de 2004, MISR tomó una serie de fotografías durante seis minutos. Se pueden ver olas de tsunami rompiendo en la costa sudeste de la India. Crédito: NASA/GSFC/LaRC/JPL, MISR Team

 

Estas imágenes permiten a los científicos a entender cómo se comportan los tsunamis. Cuanto más aprendemos sobre los tsunamis, mejor podemos predecir dónde, cuándo y qué tan fuerte serán. De esa manera, se puede advertir con tiempo suficiente a las personas para que se alejen y permanezcan a salvo.