La madrugada del 16 de mayo de 2022 la luna cruzó la sombra de la Tierra, deleitando con un eclipse total de luna a una parte del mundo. Este eclipse fue uno de los acontecimientos más esperados porque este año únicamente seriamos testigos de dos eclipses lunares totales, y uno de ellos ocurrió hace poco.

 

 

Un eclipse lunar solamente puede ocurrir durante una luna llena, cuando el Sol, la Tierra y la Luna se alinean y la Luna pasa a la sombra de nuestro planeta. La Tierra proyecta dos sombras sobre la Luna durante el eclipse. La penumbra es la sombra exterior parcial, y la umbra es la sombra completa y oscura.

 

Hay tres tipos de eclipses de Luna: penumbral, parcial y total. Este último es el que vimos y ocurre cuando la Tierra bloquea toda la luz del Sol e impide que esta llegue a la Luna.

 

¿Luna de sangre? ¿Por qué se llama así?

El nombre de este evento se remonta a muchos años atrás, y, el rey Herodes tiene mucho que ver; Herodes era un político romano de Israel en la época de Cristo. Estaba casado con Herodías, una mujer que tenía una hija de otro matrimonio llamada Salomé.

 

El rey se enamoró de ella y le rogó que le bailara la “Danza de los siete velos”, ella se negó. Después de muchos intentos le dijo: “te ofrezco lo que quieras”. Finalmente accedió y le pidió la cabeza de Juan Bautista. El rey le ofreció muchas otras cosas, ella no aceptó. Al final, mandó a cortar la cabeza de Juan Bautista y la pusieron en una charola de la plata para llevársela a Salomé.

 

 

Justo ese día hubo un eclipse total de Luna, que particularmente se puso roja. Desde entonces los eclipses lunares se conocen como “Luna de Sangre”.

Aunque la ciencia tiene la explicación de este gran suceso, cuando la Luz del Sol llega a la atmósfera de la Tierra y actúa como una lupa que desvía la luz y la manda hasta la Luna. El espesor de la atmósfera de la Tierra, sumado a partículas de polvo, arena, cenizas volcánicas, entre otros, absorbe la luz azul, verde y amarilla del Sol, pero dejan pasar las tonalidades rojas. Por esta razón, el satélite se vuelve rojo u ocre durante los eclipses de Luna.

¿Cuánto dura un eclipse lunar?

Los eclipses lunares pueden observarse durante horas y pueden ser vistos desde cualquier punto de la Tierra, aunque dependiendo del lugar podrá verse de mejor manera y por más tiempo. Esto se debe a que en cada parte de la Tierra anochece y amanece a una hora distinta, por lo que la visibilidad depende del tiempo que coincida la noche con el eclipse.

 

 

Su duración oscila entre 30 minutos y 6 horas. En su fase total, puede extenderse hasta por 107 minutos. El tamaño de la Tierra, es mucho mayor que el de la Luna, esto influye en que este fenómeno se alargue durante horas.

¿Cuál es la diferencia con un eclipse solar?

En el caso del eclipse solar, es la Luna la que se interpone en el 'camino' del Sol, siendo visible desde la Tierra. Para que se produzca, el Sol, la Luna y la Tierra deben estar en el mismo plano.

 

La mayor diferencia entre ambos eclipses es la colocación de los astros. En un eclipse lunar, la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, mientras que, en un eclipse solar, es la Luna la que se interpone entre la Tierra y el Sol.

 

¿Necesitas protección para verlo?

No, en este eclipse lunar no son necesarias las gafas de sol ni ningún tipo de protección ocular para poder verlo, mientras que en el solar sí, esto se debe a que la radiación es menor y no daña nuestra vista. Estos eventos puedes disfrutarlos a simple vista, aunque con unos prismáticos o un telescopio se pueden observar mejor los detalles de la superficie lunar. Sin embargo, para poder apreciarlo en su totalidad es recomendable ir a un sitio alejado de la contaminación lumínica, mientras que el solar puede verse sin importar esta contaminación.